De verano a verano con aguja y ganchillo

Dando la vuelta al año

¡Hola, una vez más! Arácnidos que me leen, aunque ha pasado bastante tiempo desde la última que publiqué y aunque la vida haya complicado un poco este año que ha pasado, no quiere decir que he olvidado mis hobbies, y menos que he dejado de tejer (¡nunca!).

Durante este año ha habido una serie de cambios que han dificultado mucho que pudiera actualizar el blog, pero me he ido asegurando de documentar poco a poco todo lo que hacía con el fin de compartirlo en algún momento.

¡Ese momento ha llegado!

Además de los estreses varios, en este año también he conocido a nuevas personas con las que compartir el amor por tejer, las lanas lindas (y a veces caras) y los patrones. Se trata de un grupo de tejedoras que se reúnen periódicamente, llamado Málaga Knits y que les invito a conocer si se pasan por Málaga algún día.

Recientemente ayudamos a organizar el Día de tejer en público 2018 y aquí mismo les dejo algunas fotos para que puedan ver lo bien que salió este evento, así como la participación.

Punto veraniego y otoñal

Nuestro recorrido empieza en el verano de 2017 y poco a poco iremos acercándonos hasta el verano de 2018. Espero que estas ideas para el calorcito las inspiren a hacerse una que otra prenda.

Cardigan Hitofude

Patrón

Este definitivamente ha sido uno de los grandes aciertos de 2017, ya que el diseño, el color, la textura: todo es perfecto. De hecho, tengo pensado tejer otro en diferentes colores porque es muy versátil y le da un toque de color a cualquier atuendo.

Para este proyecto utilicé una aguja de 3,75 mm y la mezcla de seda, algodón y poliamida Cozette de Knit One Crochet Too en el color Mandarina. Debo decir que esta fue una de mis elecciones estrellas para el verano y el resultado es tan ligero y tan suave que es difícil no enamorarse. Sin embargo, es un material muy delicado que ante el menor tirón se puede romper, por lo que sugiero tener mucho cuidado al manipularlo. Otra cosa excelente del Cozette es que tras bloquearlo, el color se vuelve muy vivo y es una transformación que vale la pena ver.

En cuanto al patrón, debo decir que lo recomiendo un montón porque está muy bien explicado y que no es tan complicado, ya que es bastante repetitivo, aunque hay un momento de tensión cuando se pasa de las mangas al cuerpo. La verdad el resultado parece mucho más complejo de lo que es el patrón.

Chal Bellrose

Patrón

Este proyecto se materializó cuando empezaban a hacer falta los chales ligeros y además, fue un patrón no planificado que resultó ser un acierto sin igual.

Este patrón fue una forma de salvar una lana que llevaba años estancada en un proyecto de crochet en el que no tenía futuro. La Puha Melange de Lanas Alpaca en color burdeos da un resultado muy suave y calentito, aunque antes de bloquearlo puede parecer algo áspera. Lo único malo que tengo que decir al respecto es que no me parece una lana apropiada para ganchillo, porque se abre mucho y la textura del ganchillo no permite aprovechar al máximo la suavidad del ovillo.

El patrón es fácil de entender pero dado que las vueltas cortas no eran mi especialidad, considero que hacía falta que se pusiera explícitamente el número de puntos al final de cada vuelta, para asegurarme de que lo estaba haciendo bien. Sin embargo, dado el resultado tan bonito, no puedo más que recomendarlo.

El Chal Bellrose fue mi primer proyecto en que trabajé de forma continua con vueltas cortas, una técnica que desde entonces creo que he podido dominar aunque me haya costado un poco. El resultado ha sido muy adecuado para el entretiempo porque es un chal ligero que puedes sacar rápidamente cuando haga algo de frío.

Y MUUCHO más punto… ¡pero de invierno!

El quita y pon de la ropa, los pajaritos y las alergias hacen parte de la experiencia primaveral, pero además, es el momento de desempolvar del armario algunas prendas que no veíamos desde hace un año, prendas fáciles de combinar y sobre todo, de quitar y poner.

Cardigan chal (sin capucha)

Patrón

Esta prenda originalmente iba con una capucha, sin embargo, al ver que se me acababa la lana tuve que tomar una dura decisión y optar por la versión sin capucha, que como punto positivo es algo menos informal.

Quería algo de color para contrastar con mi ropa negra de invierno, así que decidí utilizar Malabrigo Socks, por un lado 1 ovillo de color Aniversario (morados) que conseguí en el retiro tejeril del 2016 y 2 ovillos de color Reflecting Pool (azul) que compré después. Personalmente, el azul y el morado es una de mis combinaciones favoritas y estoy muy contenta con cómo fue el resultado con las agujas de 4 mm.

En cuanto al patrón, solo hay que decir que está bien escrito y que además, es muy original, ya que empieza como un chal triangular pero poco a poco mientras sigues los pasos, se va convirtiendo en un chal. Además, tiene mucha variedad de texturas y colores que hacen que no te aburras. Esta fue la primera vez que hice el acabado i-cord para una prenda.

Jersey Lemongrass

Patrón

Cuando ya llega el verdadero frío invernal, un cardigan sueltito no va a ser suficiente para que no te congeles. Y aquí es donde entra Lemongrass.

Este patrón es uno de mis favoritos y me costó muchísimo poder decidirme, ya que en mi nueva ciudad el invierno no es tan duro y no estaba segura de si iba a poder usarlo, ¡pero sí pude!

Para esto utilicé agujas de 6 y 7 mm, y el Worsted de Malabrigo en color Vaa (4 ovillos y medio). La verdad es que ese verde oscuro me gusta muchísimo y ni hablar del calorcito que sientes al estar rodeada por todos lados de lana merino.

Además, con este proyecto quise hacer mi primera aproximación a tejer con trenzas y creo que está muy bien para empezar y coger confianza porque no es la trenza típica.

Por otro lado, el patrón en sí mismo lo recomiendo muchísimo por lo bien explicado que está.

Chal Flyway Twist

Patrón

Siguiendo con nuestro recorrido tejeril, estamos hacia finales de invierno, y aunque sigue haciendo frío, ya puedes dejar de ir tapada hasta las orejas.

Aquí necesitamos un chal diferente… un chal que sea interesante, calentito y un reto nuevo. ¡El Flyway Twist!

Aquí vuelve a brillar el Malabrigo Socks pero esta vez en 1 ovillo de color Terracota y 1 de piedras, que junto con agujas del 3,75 mm dieron como resultado el chal más suavecito y esponjosito que he tocado en mi vida.

Este patrón fue mi introducción al punto brioche o punto inglés, que como pueden ver en las fotos, produce prendas doble faz. Es todo un reto porque es bastante difícil de ir atrás si te equivocas, pero con tanta práctica, al final del chal ya era capaz de esto y más. Lo bueno del chal es que aunque es ligero, sigue calentando bastante porque tiene el doble de lana en cada vuelta (esto es lo que produce el efecto doble faz).

El patrón estuvo bien escrito pero necesite buscar tutoriales en YouTube para resolver dudas que me surgían con el punto brioche.

Al final, este es uno de mis chales favoritos, además de que es ligero y los colores se complementan tan bien, que solo puedes amarlo.

¡Crochet primaveral!

¡Ya estamos en primavera! Los pájaros cantan, la alergia hace su aparición y los ganchillos de crochet empiezan a mirarte y recordarte lo divertidos que son.

Chal Solstice

Patrón

¿Adivinaron lo que hicimos para primavera? ¡Así es! Más chales.

Este chal fue pensado para regalar y para ser usado en un lugar de clima cálido, así que no había mejor opción que volver al Cozette de Knit One Crochet Too: más de 1000 metros con aguja de 3,5 mm.

Este patrón es tan fácil de hacer que casi se hace con los ojos cerrados. Es repetitivo, pero esto es excelente si lo que quieres es tejer en los autobuses o donde puedas. Te aprendes el patrón, ¡y listo! Además, puedes ir uniendo a medida que vas tejiendo y a la diseñadora  se le ocurrió una buena idea para pasar menos tiempo escondiendo hebras al final.

El chal tenía flecos del mismo color que el cuerpo, pero se me acabó el Cozette y decidí innovar con restos de algodón de colores que tengo escondidos por allí.

Creo que el resultado final es muy vistoso sin llegar a ser demasiado llamativo, y nuevamente, el Cozette no decepciona por su ligereza y frescura.

Monica – Chal de encaje floral

Patrón

Este recorrido acaba en primavera con el Chal Monica, de la misma diseñadora del hermoso vestido Julia de hace un par de años.

Había una misión: era primavera, había un evento, quería un accesorio y tenía una semana. Este chal fue el elegido. Y fue todo un éxito. En una semana pude terminarlo gracias a sus gráficos fáciles de entender.

Utilicé la Brisa de Katia que ya he utilizado antes en el patrón gratuito de Ganchillo para sobrevivir al entretiempo. Esta vez usé el color dorado (27) y un ganchillo de 4 mm, ya que aprendí de mis errores del pasado en el que utilicé un ganchillo más pequeño y quedó demasiado apretado. Esta combinación de algodón y viscosa le dan un toque de brillo a cualquier atuendo.

El proyecto tiene una característica que me encanta, y es que no tienes que estar poniéndotelo sobre los hombros porque por su diseño, se mantiene él solo de esta manera sin estar cayéndose todo el tiempo.

¡Patrón recomendadísimo!

Antes de terminar les muestro aquí cómo se veían varios proyectos mientras se estaban bloqueando y espero que sigan atentas a los siguientes posts de este verano que ya llegó.

Nos vemos la próxima vez, arácnidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies