Bufanda marroquí

Un compañero de clase me encargó una bufanda. Solo me dijo “debe ser azul oscuro, gris y verde” y me advirtió que le gustaba la moda (¡qué presión!).

Con esta presión y el miedo  de no estar segura qué hacer  por nunca haberle tejido nada a un hombre antes, empecé a investigar. “Este verde es muy… verde”, “este punto es muy abierto”, “esta lana no es cálida”, eran el tipo de cosas que me pasaron por la cabeza durante una semana hasta que finalmente, gracias a Pinterest, YouTube, libros de crochet, Ravelry y la sabiduría de Aracne, encontré lo que quería, exactamente lo que quería.

Empecé con un ganchillo de 5 mm y para los colores, escogí la Merino Aran de Katia en colores azul marino y gris oscuro (5 y 14) y la Bambini de Lanas Stop en color verde botella (17) usándola a doble hebra.

Y para el patrón,  escogí el punto del cuello marroquí de Moogly que es una belleza, además de que lo explica muy fácilmente. Sin embargo, le hice algunos cambios porque no quería realmente un cuello sino una bufanda larga que terminara en puntas, algo parecido a un trapecio.

Los resultados pueden verlos en las fotos.

 

2Aracne Bufanda verde 2015-02-06 (1)pequeña

2Aracne Bufanda verde 2015-02-06 (2)pequeña

 

Al parecer la bufanda fue del gusto de mi compañero de clases, quien dijo que el color era preciso el que quería (lo cual es un alivio después de haber pasado una semana buscando el color “perfecto”).

Con el mismo punto hice un gorro este diciembre pasado con Merino Sport color burdeos 22, Merino 100%  color tostado 501 y Darling color tostados/negros 203.

Navidad 2014-12-30 (109)peqyeño

 

¡Suerte con esto!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies